abril 18, 2024
conflicto en Yemen

ACNUR frente al terrible conflicto en Yemen

Son muchos los que han perdido la vida en Yemen. Es increíble la cantidad de hospitales, escuelas, fábricas y campos de refugiados bombardeados. Los combates son feroces e inhumanos y ni los niños han sido respetados, la lista del horror en Yemen es realmente larga.

El conflicto de Yemen comenzó oficialmente entre el 25 y el 26 de marzo de 2015. Desde esa noche, los aviones saudíes, apoyados por una coalición de otros ocho países árabes, bombardean sin descanso las posiciones de los rebeldes chiíes Houthi, atrincherados en el sur del país.

Como vemos, la guerra en Yemen es una de las catástrofes más duras de la humanidad contemporánea. Cerca del 80% de esa población necesita ayuda de otros países del mundo y de organizaciones para poder subsistir. Además, cerca de 2 millones de infantes están en condición de desnutrición grave. 

La vida en Yemen es hoy imposible

El agua corriente y la electricidad escasean, los alimentos son difíciles de encontrar y el precio de la harina se ha cuadruplicado. Los niños caminan kilómetros cada noche para llegar a los manantiales. Caminan en la oscuridad para evitar ser alcanzados por las redadas.

Todos los días los adultos salen a trabajar, pero viven angustiados por su familia. Cuando oyen el rugido de los aviones que se acercan, tiemblan de miedo. Por todo esto los Yemeníes necesitan ayuda humanitaria para sobrevivir.

¿Qué está haciendo ACNUR para ayudar?

ACNUR ha representado un extraordinario apoyo para salvaguardar la vida de todos los habitantes de Yemen, tanto los originarios como los desplazados. Su apoyo se suma al sistema de coordinación humanitaria, en el complejo y devastador escenario de la guerra civil de Yemen. La protección básicamente está dirigida a brindar protección, albergue y artículos de ayuda no alimentaria.

Han tenido en cuenta la problemática de los desplazados y de todos los que estén en situación más vulnerable, ofreciéndoles un aporte para que puedan cubrir las necesidades básicas, como alimentos y medicamentos.

El albergue de emergencia ha sido una de sus misiones y aunado a esto, la donación de artículos de socorro no alimentario tan importante para la supervivencia. Colchones, cobijas, colchonetas, implementos básicos de cocina, lámparas solares… son algunos de los artículos que ACNUR ha aportado a la población de las 20 provincias afectadas en Yemen del norte y Yemen del sur.

Estos kits con varios insumos de primera necesidad, han sido recibidos con agradecimiento, pues los yemeníes han quedado totalmente devastados y estas personas hoy viven en edificios comunitarios sin ningún tipo de comodidad.

Apoyo a centros de salud

La prioridad es asistir a los centros que se han abocado a dar a todos los afectados una atención adecuada, en medio de las carencias. La guerra civil en Yemen ha dejado muchos vacíos en todos los sectores y el de la salud también requiere de apoyo para poder cumplir con su cometido.

El cólera y el COVID-19 son dos de las preocupaciones sanitarias que se deben atender de inmediato. Este conflicto en Yemen ha propiciado éstas y muchas problemáticas de salud pública y ante ello ACNUR ha querido dar su respaldo.  

Asistencia legal por parte de ACNUR

Los servicios de protección son fundamentales ante tanta carencia y maltrato que viven los yemeníes. La guerra de Yemen atenta directamente contra todos pero especialmente contra los derechos de los niños y de la mujer.

Respecto a los refugiados ACNUR actúa

Actualmente las estadísticas más de 137.000 personas refugiadas. Estos ciudadanos han ido a Yemen desde África y ahora se encuentran en total indefensión.

ACNUR en Yemen trabaja para evitar la desnutrición

Las cifras son desoladoras: socios que colaboran y trabajan con ACNUR aseguran que un niño muere de hambre cada 10 minutos, todo por causa de la guerra. Los años que han pasado bajo esas condiciones y la falta de agua potable ocasiona que muchos de estos pequeños no puedan superar enfermedades que se propagan con facilidad por falta de atención médica oportuna. 

Es una gran prioridad mundial ayudar a estos niños que actualmente presentan desnutrición aguda en ese país. Si no se actúa con la rapidez que la gravedad del caso requiere, no solo muchas más familias se verán irremediablemente afectadas, sino que más niños, además de tener la amenaza latente de morir, crecerán con muchos problemas y deficiencias. 

Compartir
Dejar un comentario

Noticias CES Madrid

Gracias por confiar en CESMADRID