La policía británica y española en una operación antidroga

La Policía Nacional de España y las autoridades británicas han trabajado conjuntamente para interceptar un velero que transporta cerca de 1.000 kilos de cocaína a bordo.

El barco zarpaba de Surinam hacia el Reino Unido con seis personas a bordo que fueron detenidas como presuntos narcotraficantes.

La investigación comenzó en diciembre de 2018 cuando la Policía Nacional recibió información de la NCA (Agencia Nacional contra el Crimen) británica sobre una organización criminal británica involucrada en el tráfico de drogas.

Las autoridades británicas advirtieron que dos de los miembros de la banda planeaban viajar a Mallorca para comprar un barco con el que supuestamente iban a transportar cocaína de Sudamérica a España.

El barco fue debidamente adquirido en Mallorca y se dirigió al puerto de Ayamonte (Huelva) donde la Policía Nacional identificó a varios miembros de la presunta organización de contrabando de drogas.

Desde allí el barco navegó a Tenerife donde los sospechosos borraron el registro del casco del barco.

Varios días más tarde zarpó hacia Surinam y, desde este país sudamericano, se dirigió a la costa de Gales. Allí el barco fue abordado por las autoridades británicas, que encontraron 950 kilos de cocaína y detuvieron a dos miembros de la tripulación y a cuatro pasajeros, todos ellos presuntamente miembros de la organización.

Añadir comentario