junio 24, 2024
Esparta

Esparta en 4 características y 5 datos curiosos, conoce esta ciudad ejemplar

Esparta estaba ubicada en la península del Peloponeso. Fue la capital de Laconia, junto a Atenas, Tebas y Corinto fue una de las ciudades más importantes de la Grecia antigua, sin murallas ni una acrópolis; el territorio espartano estaba ocupado por cinco tribus diferentes.

Era una potencia militar, regida por la oligarquía, el poder era ejercido por un gobierno formado por la élite de guerreros espartanos bien organizados que ostentaban el control, a pesar de que existía una monarquía.

4 características únicas de Esparta, una ciudad ejemplar

1.      Poder militar y ejército espartano

Esparta era una potencia militar, ellos eran quienes ejercían y controlaban el poder a través de su élite.

El ejército espartano era temido por ser muy organizado, poderosos y bien entrenado, sin duda uno de los más temidos en la antigüedad. Tenía un papel determinante; estaba integrado por los «Espartiatas», los nacidos en Esparta con padre y madre espartanos; aunque el resto de los grupos sociales formaban parte de él, podían pertenecer únicamente a las tropas auxiliares.

El sistema social de Esparta estaba centrado en la formación y la excelencia militar, clasificando a sus habitantes en varios estatus según ello.

2.      Organización política y Gobierno de Esparta

La organización política de Esparta fue dada por Licurgo, un legislador que guiado por el Oráculo del Delfos y Apolo quien redactó y promulgó la constitución que rigió la ciudad y la consolidó como la más grande y fuerte de la Antigua Grecia.

El Gobierno de Esparta estaba conformado por un sistema dual de reyes. Los monarcas que heredaban su lugar, eran dos y debían pertenecer a familias diferentes, uno de ellos fungía como Jefe del ejército,  y el otro, como sumo sacerdote, administrando y dirigiendo el culto a los dioses.

Otra parte del gobierno espartano era dirigido por el Senado o Gerusía, que cumplía funciones legislativas, lo conformaban 28 miembros de carácter vitalicio, todos mayores de 70 años, provenientes de familias honorables de espartanos; electos por la asamblea, otro órgano del gobierno espartano.

La Asamblea, estaba formada por todos los ciudadanos espartanos mayores de 30 años, con excepción de los ilotas y periecos; cumplía con nombrar los miembros del Senado y del Éforos, asimismo eran los encargados de aprobar o rechazar las leyes presentadas por el Senado.

El otro organismo del gobierno de Esparta era el Éforo, con 5  Éforos o magistrados elegidos por la Asamblea, cuya función era vigilar e impedir cambios en la estructura política, para así proteger los privilegios de la clase dirigente, y velar por la educación pautada para los niños y jóvenes. Igualmente ejercían la contraloría hacia los reyes, la asamblea y demás funcionarios.

3.      Sociedad espartana, tres clases diferentes

La sociedad espartana estaba separada en tres clases sociales, con marcadas diferencias políticas, económicas, étnicas y culturales entre ellas:

·         Espartanos o iguales, era la clase social más alta, la aristocracia descendiente de los dorios, iguales en rango y fortuna por la Constitución de Esparta. Era una minoría con grandes privilegios, que dominaban la ciudad ejerciendo el gobierno, así como gozando de todos los derechos de manera libre.

·         Periecos o laconios, eran la segunda clase social, tenían derechos limitados, pero gozaban de libertad plena. Eran dueños de propiedades y tierras, por las cuales debían tributar al gobierno y los reyes de forma anual.

Esta clase social no podía participar como parte del gobierno en ningún cargo, eran trabajadores agrícolas, artesanales, industriales y comerciantes, obreros libres con la obligación de pagar impuestos.

También  estaban obligados a cumplir con el servicio militar durante la guerra.

·         Ilotas, eran la clase más baja de los espartanos, propiedad y siervos de la nación así como del Estado; trabajadores de la tierra, a diferencia de los esclavos tenían casa y podían vivir con sus familias en ellas.

A cambio de ello estaban obligados a dar a los propietarios de las tierras que laboraban un pago en especies por ocuparlas.

4.      Educación en Esparta, una competencia del Gobierno desde el nacimiento hasta la vejez

La educación de los niños y jóvenes de Esparta era cuestión del gobierno, esta respondía al ideal de vida establecido en la Constitución, y su propósito era formar excelentes soldados.

El Consejo Revisor se encargaba de constatar el estado de salud de los recién nacidos, sólo sobrevivían los que venían en buenas condiciones, sin defectos ni malformaciones; cuando sucedía lo contrario, los neonatos eran lanzados desde lo alto de las montañas para que murieran.

Hasta cumplir los 7 años de edad los espartanos en buenas condiciones podían vivir con sus madres, posteriormente pasaban a estar bajo el cuidado y tutela del Estado.

El entrenamiento militar y la formación pedagógica iniciaban a esa edad, se sumaba a ellos la preparación gimnástica y espiritual. Civismo, resistencia, obediencia, fortaleza, laconismo y patriotismo eran los valores que les forjaban desde niños.

Cumplidos los 17 años, los espartanos ingresaban al ejército, jurando fidelidad a la patria, a los dioses y a las leyes. Era solo hasta cumplidos sus 30 años que podían integrar la Asamblea de los ciudadanos y posteriormente contraer matrimonio. El servicio militar era obligatorio hasta los 60 años.

5 datos curiosos sobre Esparta

1-      Esparta era una gran potencia militar, pero pobre en el manejo de las artes plásticas, la pintura y la oratoria.

2-      Quienes no ocupaban un puesto militar eran considerados residuo social, convirtiéndose en una deshonra personal y familiar. Los soldados que se retiraban de la batalla se suicidaban por sentir que habían fracasado y traicionado a la ciudad.

3-      Los hombres de Esparta daban gran importancia a su apariencia y complexión, buscando mantenerse fuertes y musculosos.

4-      Llegados a la adolescencia los espartanos debían hacer la Diamastigosis, una prueba que se repetía cada año hasta cumplir los 17, donde eran azotados frente al altar de la Diosa Artemisa, como ofrenda a ella.

5-      Uno de los objetivos del matrimonio era embarazar rápidamente a las mujeres para tener nuevas generaciones de guerreros espartanos.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias CES Madrid

Gracias por confiar en CESMADRID