Madrid quiere poner jardines encima de sus autobuses

El Ayuntamiento de Madrid ha dado a conocer sus planes para mejorar sus credenciales ecológicas y plantar jardines en las azoteas de sus autobuses y paradas de autobús.
El inusual plan para hacer frente a la contaminación y reducir las emisiones de CO2 hará que se planten jardines portátiles en la parte superior de los autobuses y en las paradas de autobuses de toda la ciudad. Cada jardín costará alrededor de 2.500 euros – menos en las paradas de autobús – y contará con sistemas especiales de riego para evitar fugas.

«Cada jardín estará formado por mallas metálicas y materiales sostenibles, capaces de resistir el movimiento y de evitar las fugas de agua», explicó el director del proyecto, José Antonio Antona.

«La idea es que absorban el ruido, el calor y la contaminación», añadió.

«Muévete en verde» fue elegido como uno de los seis proyectos innovadores para mejorar la ciudad a partir de 800 entradas y comenzará con un proyecto piloto en las líneas 27 y 34 de autobús.

«Estas rutas atraviesan las zonas más concurridas de la ciudad de norte a sur y han visto a 17 millones de personas utilizarlas este último año», dijeron los organizadores al dar a conocer el proyecto el lunes.

Manuela Carmena, la alcaldesa de izquierda elegida en mayo de 2015, dijo que estaba absolutamente de acuerdo con el plan.

Es la última de una serie de medidas introducidas por la nueva administración para impulsar las políticas medioambientales de la ciudad. A principios de este mes, el Ayuntamiento impuso restricciones de tráfico a la bulliciosa Gran Vía en vísperas de Navidad.

Carmena también ha supervisado un proyecto en toda la ciudad para aumentar las asignaciones en parcelas urbanas abandonadas.

Los jardines han sido cultivados en los autobuses por PhytoKinetic, una empresa que opera en Barcelona, Girona y Palma de Mallorca.

Añadir comentario