abril 14, 2024
situación económica real

Una guía transparente para solicitar un préstamo rápido

Es bastante frecuente que muchas personas, en algún punto de su vida, se vean en la necesidad de solicitar un préstamo de dinero para afrontar alguna situación o directamente para tener el capital suficiente e iniciar un proyecto. Sin embargo, esto no es algo que se debe hacer a la ligera, pues hay muchos factores que se deben considerar antes de tomar una decisión de este tipo.

Cuando las personas no cuentan con el dinero suficiente para afrontar una emergencia o situación imprevista, o bien para emprender un proyecto que requiera de cierto capital, se ven en la necesidad de buscar soluciones efectivas y sin que esto requiera de trámites engorrosos. 

En tal sentido, una de las soluciones más comunes hoy en día es acudir a un servicio de préstamos rápidos. Este se caracteriza por ofrecerle a las personas el dinero que necesitan con la intención de que estos devuelvan la cantidad demandada en un tiempo determinado. No obstante, existen tantas opciones que, para tomar una decisión, es necesario recurrir a una plataforma que permita compararlas todas y determinar cuál es la más conveniente, según cada caso. El sitio online por excelencia que cumple esta función es Financer España.

Aun así, cuando recurrimos a plataformas como Financer, es importante considerar una serie de factores antes de elegir la entidad crediticia a la que se le solicitará el préstamo de dinero. En el caso de la plataforma señalada, ya obtienes la tranquilidad de saber que todas sus referencias de entidades de créditos están supervisadas por el Banco de España, lo cual se convierte en un sello de seguridad, confianza y legalidad.

Debes analizar tu situación económica real

Antes de pensar en solicitar un préstamo de dinero es necesario que te sientes a evaluar y examinar tu situación financiera actual y cuáles son las circunstancias que estás viviendo. 

Esto significa también que deberás tener presente la cantidad de dinero que percibes mensualmente por tu trabajo y todos los ingresos que tengas. Además, debes dejar un margen adicional en caso de imprevistos.

No se recomienda solicitar un préstamo a ninguna entidad sin antes conocer cuál es la situación financiera que estás atravesando, pues esto significa que nunca serás consciente si efectivamente posees la capacidad para devolver el dinero que has pedido en el plazo de tiempo acordado. Y en caso de no cumplir con esto, tendrás que asumir las consecuencias legales.

Así que lo primero que debes considerar antes de solicitar un préstamo es tu situación financiera y capacidad de pago real. Si necesitas un poco de ayuda, siempre puedes recurrir a plataformas y aplicaciones que te brindan herramientas para calcular tus posibilidades.

Por otro lado, ten en cuenta cuáles son los principales requisitos que solicitan estas entidades crediticias para aprobar un préstamo. Estos son muy sencillos: el DNI o NIE (Número de Identificación de Extranjeros), ser residente legal en territorio español, tener más de 18 años y ser el titular de una cuenta bancaria que será la indicada para hacer la transferencia del dinero solicitado, en caso de ser aprobado. Puede que haya que cumplimentar otros datos, pero esto varía según cada entidad financiera. 

Considera la cantidad de dinero que vas a necesitar y el tiempo para devolverlo

Una vez hayas evaluado tu capacidad de pago y si puedes permitirte solicitar un crédito o préstamo de dinero, lo siguiente es que evalúes cuál es la cantidad real que necesitas

En muchas ocasiones, algunas personas se dejan llevar por el hecho de recibir dinero y optan por solicitar cifras innecesarias que, no solo superan sus necesidades, sino también la propia capacidad para devolverlo.

Además de esto, también debes considerar el tiempo que necesitas para devolver el dinero. Esto significa que, de acuerdo a tu capacidad de pago, tendrás que determinar qué tiempo te tomará reintegrar el crédito rápido. Es importante señalar que, bajo ningún concepto debes elegir una fecha que supere el plazo que necesitas realmente.

Muchas personas no lo saben, pero mientras más tarden para pagar su deuda, más intereses tendrán que pagar a la entidad, lo que se traduce en una pérdida de dinero masiva y constante. 

Pero eso no es todo, ya que tampoco es conveniente elegir un plazo que sea demasiado ajustado para ti, pues desconocemos si en algún momento puede surgir un imprevisto que altere las cuentas.

Por ello, lo más recomendable es optar por un equilibrio al elegir el plazo que vas a necesitar para pagar el dinero y también la cantidad que se aspira recibir.

Asegúrate de leer bien el contrato y sus condiciones

Aunque suene obvio, muchas personas no lo hacen y luego se topan con sorpresas desagradables que pueden afectar su capacidad de pago. Es importante que leas correctamente el contrato, así como también las condiciones que se estipulan en este. De esta manera, podrás conocer detalladamente todo con respecto a la deuda en la que estás por incurrir.

Además, si no lees el contrato adecuadamente, puedes hallar problemas posteriormente por alguna condición que no tomaste en cuenta y con la que no cumpliste. Nunca se recomienda firmar un contrato sin antes haberlo leído detalladamente.

Debes cumplir con todas las condiciones del préstamo

Al momento de realizar la solicitud del préstamo, es fundamental que realices una planificación detallada del dinero con el que cuentas, con la intención de eventualmente liquidar tu deuda. 

Si por algún motivo no cumples con la obligación o alguna de las condiciones que se estipulan en el contrato y a las que accediste al firmarlo, entonces tu historial crediticio y financiero se verá manchado a tal punto de que, en un futuro, puede ser sumamente complicado que alguna entidad te conceda otro préstamo.

Por otro lado, si te retrasas con los pagos vas a terminar pagando más dinero del planificado y esto podría causarte problemas aún mayores del que te motivó a solicitarlo en primera instancia.

Nunca procures solicitar un préstamo de dinero para poder pagar otro

Este es un error en el que muchas personas incurren, pues ante el temor de no poder pagar a tiempo su deuda, deciden solicitar otro préstamo para saldar la cuenta. Esto significa que entrarás en un círculo vicioso del cual difícilmente podrás salir bien parado.

Cuando recurres a un préstamo para pagar otro, eventualmente harás lo mismo para saldar la nueva deuda y así constantemente por muchos años. 

Es necesario evitar esto y, en caso de no estar seguro de poder cumplir con el pago a tiempo, lo mejor será siempre apostar por la honestidad y manifestarle esto a la entidad prestamista, de manera que puedas abogar por la ampliación del plazo para pagar, siempre y cuando tengas como justificarlo.

Siempre opta por entidades supervisadas por el banco de España

No debe ser un secreto que no todas las entidades de créditos que funcionan en el país se encuentran supervisadas por el Banco de España. 

Esto significa que no todas tienen ese permiso legal para funcionar y pueden ser artimañas para hacer estafas. Por ello, siempre se recomienda elegir entidades que cuenten con la validez para funcionar a nivel nacional.

Si realmente quieres encontrar una entidad de créditos rápidos que sea fiable y confiable, entonces debes echarle un vistazo a la plataforma Financer España, donde podrás encontrar una gran variedad de opciones que están supervisadas por el banco español y donde estarás a salvo.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias CES Madrid

Gracias por confiar en CESMADRID