Una encuesta realizada en Madrid revela que cada vez son más los compradores potenciales que necesitan una hipoteca del 80 por ciento.

La presión a la baja sobre las ventas se ve contrarrestada por el aumento de los precios de alquiler en Madrid

Una encuesta realizada en el último Salón Inmobiliario de Madrid ha llegado a la conclusión de que el número de viviendas que se están comprando y vendiendo en España puede estar cerca de alcanzar un techo después de haber aumentado de forma constante en los últimos cinco años, con precios que alcanzan un nivel en el que para muchos compradores la hipoteca que necesitarían no está a su alcance.

Los bancos han recuperado la confianza en la salud del mercado y están mucho más dispuestos a prestar que hace unos años, pero según las últimas cifras elaboradas por los notarios españoles, el préstamo hipotecario medio es del 74,7% del precio de compra de las propiedades en cuestión.

La encuesta del SIMA revela que el 27,8 por ciento de los compradores potenciales necesitarían ahora un préstamo del 80 por ciento o más, una proporción que ha aumentado desde el 24,4 por ciento hace un año y tan sólo el 16,2 por ciento en 2015, cuando los precios estaban en su punto más bajo.

Al mismo tiempo, la proporción de compradores potenciales menores de 35 años sigue disminuyendo y actualmente se sitúa en el 32,5 por ciento, según los resultados de la encuesta, aunque la disminución parece estar disminuyendo.

No obstante, también existe una presión al alza sobre la actividad de ventas, ya que cada vez más compradores potenciales están dispuestos a entrar en el mercado para escapar del rápido aumento de los costes de alquiler en las principales ciudades de España. Por primera vez en una encuesta del SIMA, este sector del mercado superaba en número a los que querían mudarse a un hogar «mejor», con una cuota del 34,7 por ciento (frente al 32,2 por ciento), mientras que otro 20,7 por ciento citó como razón principal de la búsqueda de vivienda el deseo de formar una nueva familia o un nuevo hogar.

Estos datos, por supuesto, representan un sector limitado de la población de España. La muestra de la encuesta consistió en 772 personas que asistieron al evento SIMA, y lógicamente el 95 por ciento de ellos eran residentes de la región de Madrid. Sin embargo, se puede considerar que son indicativas de tendencias que en algún momento se extenderán a otras partes del país y proporcionan otra indicación de que no se puede esperar que el «efecto rebote» después de la larga caída del mercado dure para siempre.

Añadir comentario