El mejor chef español alimenta a las víctimas del huracán Dorian

El chef español José Andrés está en las Bahamas con su organización benéfica World Central Kitchen instalando refugios y cocinas improvisadas, y cocinando comidas para los evacuados.

Empapado de lluvia, soplado por el viento y gritando para ser escuchado por encima de las ráfagas de 295 kilómetros (183 mph), el experto culinario que rechazó un lucrativo contrato de Trump Towers en protesta por los comentarios anti-latinos del presidente de los Estados Unidos se filmó a sí mismo ayer (domingo) después de llegar al archipiélago caribeño.

Golpeadas por el huracán Dorian -que ha alcanzado el nivel máximo de 5 en la escala de Saffir Simpson y se dirige rápidamente hacia el estado de Florida- las islas Bahamas están sufriendo el ciclón más peligroso de esta «temporada de viento» y miles se han visto obligadas a huir de sus hogares, que pueden o no estar allí cuando regresen.

Dorian golpeó las Islas Ábaco el domingo y se esperaba que se mudara a Gran Bahama hoy (lunes) antes de llegar a Florida.

José Andrés dice que está a salvo, a pesar de los vendavales extremos, ya que está a 130 kilómetros del ojo de la tormenta.

«Nosotros en World Central Kitchen estamos a 80 millas del ojo del huracán Dorian y sintiendo esto! Imagine lo que la gente de Ábaco y Gran Bahama experimentará! El gobierno de Bahamas necesitará mucha ayuda! ¡Florida también debería prepararse para los vientos fuertes!» Andrés tweeteó, subtitulando su video.

«¿Cómo organizamos una respuesta en Bahamas? preguntó, refiriendo a sus seguidores a un mapa con’alfileres’ que van de norte a sur.

«La Cocina Central Mundial tiene cocinas listas para llevar y refugios trazados. Si las cocinas son destruidas, construimos una y cocinamos en grandes paelleras!»

Andrés, con sede en Estados Unidos y con varios restaurantes famosos en todo el país, ayudó a Puerto Rico en 2017 cuando el huracán María destruyó la isla y dejó miles de muertos, y también entregó alimentos a las víctimas del terremoto de Haití en 2010.

También sirvió comidas a una larga cola de empleados del gobierno en Washington DC durante el cierre de Trump, lo que llevó a que no se pagara al personal durante semanas.

Más recientemente, Andrés le ofreció trabajo a una señora que fue despedida por darle de comer a un colegial cuya familia no podía pagar por ello, a pesar de que él trajo el dinero al día siguiente.

Andrés, nominado como una de las 100 personas más influyentes del mundo por la revista Time, creó su organización benéfica contra la pobreza World Central Kitchen junto con su esposa, y prepara las comidas donde más se necesitan.

Añadir comentario