La compañía ferroviaria española cancela 1.152 servicios ferroviarios debido a una huelga de cuatro días

La compañía ferroviaria estatal española Renfe ha cancelado 1.152 servicios ferroviarios (477 de media distancia, 230 de alta velocidad y 445 de mercancías) debido a una huelga de cuatro días convocada por el sindicato CGT para los días 31 de julio, 14 de agosto, 30 de agosto y 1 de septiembre, según los servicios mínimos establecidos por el Ministerio de Fomento.

Tradicionalmente, los sindicatos convocan huelgas en la época del año en que hay mayor demanda de servicios de transporte.

Se espera que el paro laboral afecte a miles de viajeros cuando salgan o regresen de sus vacaciones de verano. Tradicionalmente, los sindicatos convocan huelgas en la época del año en que hay mayor demanda de servicios de transporte (Navidad, Semana Santa, verano y fines de semana largos). Aunque la mayoría de estas huelgas sólo son seguidas por un pequeño número de trabajadores, o incluso se suspenden antes de tiempo, el establecimiento de servicios mínimos significa que hay que cancelar cientos de viajes, lo que perturba los planes de vacaciones de los pasajeros.

Este año, el Ministerio de Fomento ha fijado los servicios mínimos en un 75% de la frecuencia habitual en la línea de Cercanías en hora punta, y en un 50% en otras horas. Además, los trabajadores de Renfe deben prestar el 65% de los servicios de trenes de media distancia, el 78% del AVE y el 25% de los servicios de mercancías.

La huelga comenzará el miércoles 31 de julio, con paros laborales entre las 12 y las 16 horas y de nuevo entre las 20 y las 24 horas. Se produce poco más de dos semanas después de que el sindicato CCOO convocara una huelga ferroviaria el 15 de julio, lo que provocó la cancelación de 320 servicios ferroviarios.

En un día normal, existen alrededor de 3.500 trenes de Cercanías, 600 servicios de media distancia y 382 de larga distancia y alta velocidad, según Renfe.

El sindicato de la CGT ha calificado los servicios mínimos como «excesivos».

La compañía estatal de ferrocarriles dará a los viajeros la opción de tomar otro tren con una hora de salida similar, o bien reembolsar o cambiar sus billetes sin costo adicional, según un comunicado de prensa publicado el lunes.

El sindicato de la CGT ha calificado los servicios mínimos de «excesivos» y ha afirmado en un comunicado que el Ministerio de Fomento está provocando un gran desequilibrio entre «el derecho fundamental a la huelga y el derecho a la movilidad». El sindicato exige un aumento de la tasa de sustitución de los trabajadores para frenar la externalización de servicios, así como una mayor promoción interna y mejores condiciones de trabajo.

El sindicato de la CGT tiene representación minoritaria en Renfe, y sólo obtuvo dos de las 13 posiciones representativas de los comités en las últimas elecciones sindicales que se celebraron en mayo.

Añadir comentario