La UEFA critica el impacto climático que han dejado en Madrid los viajes de los aficionados a las finales de copa

Tanto en la final de la Champions League como en la final de la Europa League de la semana pasada hubo equipos totalmente ingleses.

Sin embargo, los aficionados del Liverpool y del Tottenham Hotspur viajaron a Madrid para ver jugar a sus equipos, mientras que los aficionados del Arsenal y del Chelsea fueron a Bakú, en Azerbaiyán, para disputar el partido de la Europa League de la semana pasada.

Rosie Rogers, de Greenpeace UK, dijo a Euronews que el impacto sobre el medio ambiente era significativo:

«El equivalente del C02 creado por todos esos vuelos fue el mismo que el ciclo de vida completo de 1.500 coches familiares. Es una cantidad enorme.

«Felicidades al Liverpool, por supuesto, pero creo que es un gol en propia meta para la UEFA, que podría haber organizado estos dos partidos en el Reino Unido».

Según la Organización de Aviación Civil Internacional, un grupo de 12.000 partidarios desde Londres hasta la capital de Azerbaiyán tiene una huella de carbono de aproximadamente 5.595 toneladas de CO2.

Bakú y Madrid se adjudicaron esas finales en 2017, pero la Sra. Rogers continuó diciendo que los demás partidos durante los torneos se organizaron para tener en cuenta quién estaba ganando, y que en el futuro podría ser necesaria una mayor flexibilidad para las finales:

«Necesitan tomar prioridades climáticas y entretejerlas en estos planes.»

Añadir comentario