julio 20, 2024
impresión digital

La importancia de los medios impresos en la publicidad

El desarrollo del entorno digital supuso una auténtica revolución en el mundo de la publicidad. Las nuevas tecnologías y canales de comunicación trajeron de la mano otras formas de entender el marketing y de llevar el mensaje publicitario a los receptores. Sin embargo, los medios tradicionales no han perdido vigencia.

Esos medios tradicionales son los impresos, que incluyen una enorme variedad de soportes, desde folletos a flyers, desde banderolas a adhesivos o desde lonas publicitarias a trípticos como los que se pueden conocer en este enlace. Y esa variedad es, precisamente, una de las ventajas de los medios impresos frente a la publicidad online.

La impresión digital: un paso adelante

Las técnicas de impresión digital han permitido que la publicidad en medios impresos también avanzara y se diversificara. Junto a los formatos habituales, se han podido desarrollar otros de gran impacto, como son las lonas publicitarias o incluso las carpas. Todo ello, gracias a una calidad de impresión fotográfica.

Esa calidad, en pequeño formato, permite todo tipo de diseños en los que la creatividad no tiene límites. En ese sentido, especialistas como Marca Print trabajan productos de dimensiones reducidas pero gran impacto visual, como son expositores, carteles o incluso tarjetas de visita.

Ventajas de la publicidad impresa

La publicidad online ofrece la ventaja de la posibilidad de alcanzar en cuestión de segundos a un número infinito de receptores. Los medios impresos no tienen esa posibilidad, pero, a cambio, ofrecen otras ventajas que no se deben desechar.

El principal es que no es una publicidad efímera, sino que el soporte físico hace que se mantenga durante días o semanas. Ese soporte tangible, incluso, puede tener una vida mucho más larga, por ejemplo, cuando se trata de un calendario o un marcapáginas publicitario. Este hecho tiene una enorme relevancia, en el sentido de que el mensaje aparecerá ante los ojos del receptor de manera recurrente y sin invertir más por ello.

Otra ventaja es esa inmensa variedad de soportes, lo que permite personalizar al máximo el mensaje según el público, el objetivo y hasta el espacio. De esta forma, la publicidad impresa puede ser simplemente un medio de propaganda para mostrar al usuario un producto o servicio, como ocurre con los folletos. Pero puede ser mucho más.

Hay un tipo de publicidad mucho más sutil que se aprovecha del soporte físico. Por un lado, el regalo promocional o corporativo, que suele tomar forma de material de oficina como agendas o cuadernos. Por otro, el packaging, en el que la impresión de mensajes publicitarios es cada vez más común.

Junto a ello, cabe destacar que la publicidad impresa en forma de carteles, de expositores o de vallas publicitarias permite alcanzar al consumidor cerca del punto de venta, por lo que ejerce una poderosa llamada a la atención. Esta es otra nota diferenciadora de relevancia respecto a la publicidad online.

Publicidad en medios de comunicación impresos

Otro tipo de publicidad impresa es aquella que se inserta en medios de comunicación como revistas o periódicos. También ofrece ventajas frente a la que aparece en medios digitales. La más básica es que los medios impresos siguen gozando de un mayor prestigio a nivel popular. Este aspecto ayuda a generar confianza y lograr con mayor efectividad la finalidad del mensaje publicitario.

Por otro lado, no hay que olvidar que aún hay una franja de población que no tiene educación digital y que sigue siendo fiel a los medios de comunicación tradicionales. Y a ello habría que sumar que, en mercados locales, los medios impresos tienen una buena aceptación, por lo que resulta un vehículo publicitario interesante y, además, económico.

Publicidad impresa y neurociencia

La publicidad impresa no es efímera, pero no solo por el soporte que emplea. Se han realizado estudios de mercado e incluso científicos que demuestran el valor que tiene a nivel psicológico. En ese sentido, se ha contrastado que muchos consumidores aún prefieren aquellas marcas que se anuncian sobre un soporte tangible.

Dando un paso más, neurocientíficos de la Temple University (EE. UU.) determinaron, tras una investigación, que las personas tienen a recordar más anuncios que aparecen en soportes impresos. El razonamiento es que la información en medios tangibles se procesa de una forma más emocional que si aparece en dispositivos electrónicos o en pantallas.

La publicidad en medios impresos sigue siendo, por tanto, una herramienta esencial en cualquier estrategia de marketing, y no debe contemplarse como un elemento accesorio o de menor valor. De hecho, sigue ofreciendo un buen retorno de la inversión, de ahí que mantenga plena vigencia.

Lo ideal, en cualquier caso, es combinar todas las posibilidades: publicidad en medios impresos, audiovisuales y digitales. La clave está en un adecuado estudio de mercado que permita dar mayor relevancia a una u otra en función del momento, de la campaña y del público objetivo al que se quiera alcanzar.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias CES Madrid

Gracias por confiar en CESMADRID