abril 15, 2024
asesoramiento a empresas

Beneficios fiscales de la retribución en especie y cómo maximizarlos

Mantener la estabilidad corporativa puede ser una auténtica odisea si no se tiene un absoluto control sobre temas tan relevantes como la contabilidad o la fiscalidad. El sistema educativo actual no contempla la enseñanza de estas áreas y muchos emprendedores se sienten abrumados por los muchos aspectos que entran en juego en la gestión económica o tributaria de su negocio. Por consiguiente, analizar conceptos de interés como la retribución en especie y buscar especialistas para optimizar sus beneficios fiscales, es la forma más inteligente de actuar. Un modo de asegurar la solvencia corporativa y seguir creciendo en el mercado actual.

Qué es la retribución en especie

Tal y como lo puede explicar una buena asesoría Malaga, la retribución en especie es la concesión de bienes, o la entrega de derechos gratuitos o en modo de ahorro, que hace un negocio con sus empleados. Una política que se debe pactar de antemano por contrato o, en su defecto, estar prevista en el convenio de la actividad económica en cuestión. Todo ello sin superar en ningún caso el 30% de las retribuciones del salario.

Hablamos de ingresos extras como los tickets de restaurantes o los descuentos en todo tipo de servicios, que se añaden al importe total del salario. Un recurso que beneficia a ambas partes, puesto que los empleados tienen que pagar menos impuestos a causa de tener un salario menor y la empresa también disfruta de otros tantos beneficios fiscales que merece la pena tener en cuenta.

Principales beneficios de la retribución en especie

Siguiendo con lo que suele establecer una buena asesoría de empresas, la retribución en especie supone un notable ahorro en el pago de impuestos por parte de la corporación. Hay que tener en cuenta que muchas de estas remuneraciones están exentas de tributación, lo cual garantiza que no se deben asumir las altas comisiones estatales por subir el sueldo a los empleados. En su lugar, les damos otros beneficios, que de igual forma repercuten en su bienestar económico.

Algunas de las retribuciones en especie más destacadas, además de los vales para los restaurantes, son el pago de un seguro de salud. Una cobertura de hasta 500 € al año que se suma a su salario anual sin asumir impuestos de por medio. También cabe hablar del pago del transporte público, sumando 1.500 € anuales o la entrega de acciones de la empresa, las cuales pueden ascender a un valor de 12.000 € al año. No olvidemos tampoco otras retribuciones, como los tickets de guardería, los seguros de accidente laboral o los cursos formativos para que el empleado siga progresando en su propia carrera laboral.

Como puedes ver, las opciones son de lo más diversas, y con una asesoría para empresas encontrarás todo tipo de alternativas para que así puedas velar por la satisfacción de tu plantilla. Todo ello aprovechando las ventajas fiscales que se pueden aprovechar de cara al pago de los impuestos trimestrales y anuales, ahorrando grandes cantidades de dinero ante la Agencia Tributaria.

Delega en las mejores asesorías para optimizar los resultados

Asumir el pago de los impuestos o incluso la estrategia financiera de la empresa por cuenta propia puede convertirse en una verdadera odisea. En su lugar, lo más adecuado es acudir a especialistas que puedan asumir este tipo de labores por ti. Una gestión impecable que, siempre y cuando caigan en manos de los mejores expertos en asesoramiento a empresas, podrán optimizar la viabilidad del negocio.

Las asesorías tienen un amplio conocimiento de todos y cada uno de los aspectos que repercuten en el ahorro tributario. Por consiguiente, si optamos por acudir a los despachos más destacados para poner en marcha el plan de retribuciones en especies, podremos asegurar que le sacamos el máximo partido en términos de ahorro de impuestos.

No obstante, esto es solo uno de los muchos efectos de acudir a este tipo de asesorías. La contabilidad de la compañía, la presentación de los modelos a Hacienda o la gestión de los empleados, pasarán a quedar bajo un riguroso control, lo cual supondrá que podremos despreocuparnos del tema y nos podamos enfocar en otros temas esenciales para el crecimiento de la empresa.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias CES Madrid

Gracias por confiar en CESMADRID