junio 24, 2024
Ventajas de los cruceros fluviales

Debes vivir la experiencia de viajar en un crucero fluvial, si es por el Danubio ¡Mejor!

Recorrer bellas ciudades de Europa en un crucero por el río Danubio, sin duda, es una experiencia sencillamente fascinante. Una de las principales ventajas de este tipo de viajes es que no hay que preocuparse por billetes de avión, alojamiento y otros detalles, solo hay que estar dispuesto a disfrutar.

Cada vez más personas eligen hacer un crucero, una experiencia que vale la pena vivir y disfrutar. Sin duda, es un concepto distinto para viajar, conocer diferentes países, paisajes y rincones exclusivos, a la par de compartir con turistas de diversas nacionalidades.

Los cruceros que navegan ríos icónicos del mundo se han vuelto muy populares, porque tienen algunos beneficios que muchos prefieren con respecto a los cruceros marítimos, dos de los principales son la tranquilidad de las aguas y que son menos concurridos.

Elegir entre las opciones de cruceros por el Danubio en Europa para las próximas vacaciones, indudablemente es una acertada decisión, ya que en un solo viaje se tiene la oportunidad de conocer las más bellas ciudades de este continente. Y para quienes ya las conocen, recorrerlas a bordo de un crucero le dará una visión distinta que vale la pena disfrutar.

Descubrir Europa en un viaje inolvidable

Son muchas las ventajas de hacer un crucero por el río Danubio. Algo seguro es que los viajeros van a disfrutar los amaneceres y atardeceres más espectaculares, además de contemplar una amplia diversidad de paisajes dignos de postales. 

En un recorrido que empieza por Austria, pasa por Eslovaquia, Hungría y Budapest los parajes son sencillamente increíbles, una experiencia sencillamente fascinante que quien la vive la querrá repetir. 

Algunas rutas incluyen noches en Praga, además de visitas a ciudades como Viena, Regensburg y Nuremberg, o recorridos que van desde Amsterdam hasta Luxemburgo, con alojamiento final en París. Las opciones son numerosas, en todas las rutas la fascinación está garantizada.

Atrás quedó la idea de que los cruceros fluviales son embarcaciones incómodas con actividades limitadas y cabinas pequeñas. Los cruceros fluviales que ahora recorren el río Danubio tienen confortables suites con todos los servicios, cabinas espaciosas, spas, restaurantes, baños con acabados de lujo y más. 

Ventajas de los cruceros fluviales 

Los cruceros fluviales por lo general son de pocas horas de navegación en aguas calmadas entre los diversos puertos. Suelen atracar durante más tiempo en las ciudades, de tal forma que las personas las puedan visitar. Por esta razón, hay quienes los catalogan como “cruceros culturales”, ya que permiten conocer un poco de las tradiciones y manifestaciones culturales de cada lugar.

De hecho, generalmente en estas localidades los puertos están enclavados en zonas históricas que son muy llamativas para los visitantes, en donde además se puede disfrutar de la gastronomía típica.

Para quienes no se quieren estresar planificando unas vacaciones, la opción de un crucero es ideal. No hay que ocuparse de billetes de avión, reservaciones de hotel y otros detalles ¡Y lo mejor!, se pueden conocer varios destinos en recorridos que no son interminables (como sí suelen ser los marítimos) desempacando una sola vez.

Además, en los cruceros propiamente se pueden realizar diversas actividades para todos los gustos, así como relajarse y descansar como bien se merecen todos quienes tienen ritmos de trabajo duro durante todo el año.

Otra ventaja es que los cruceros que cruzan el océano por lo general albergan entre 3.000 y 5.000 personas, mientras que los fluviales tienen unas 150 personas a bordo. Esto es muy bueno porque no se verán largas filas ni para acceder a la embarcación, ni dentro de ella.

Uno de los principales placeres de viajar en un crucero fluvial es sentarse en la cubierta a contemplar los más hermosos parajes que ciudades de Europa ofrecen, algunos con castillos medievales en entornos que parecen de cuentos de hadas. Las aguas calmadas de los ríos hacen que el movimiento sea casi imperceptible, lo cual es muy favorable a quienes suelen marearse en los barcos.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias CES Madrid

Gracias por confiar en CESMADRID