asesor legal en Madrid

Cómo recurrir a un asesor legal en Madrid

Para quienes no están instruidos en materia de derecho, a veces, entender el lenguaje legal puede ser complicado. Por eso, habrá situaciones en las que se necesitará del asesoramiento de un equipo de abogados.

No para todos es fácil entender la complejidad del lenguaje legal y puede ser que, por distintas razones, uno se vea en la necesidad de ponerse en contacto con abogados. Las instancias judiciales que pueden presentarse son varias.

Tanto el caso de una herencia o diferenciación de patrimonios, separaciones o divorcios, declaración de incapacidad o despidos, son asuntos en los que se requiere del consejo y la intervención de un abogado. Ésta es obligatoria en algunas instancias previstas por la ley.

Aunque en otras circunstancias la decisión de valerse por un letrado es totalmente voluntaria para las partes involucradas en el caso que sea, se recomienda siempre tener la representación de uno. De esta manera, se establece una situación de igualdad de condiciones.

En la comunidad de Madrid se encuentran algunos de los mejores bufetes, siendo la tercera comunidad que más invierte en asistencia jurídica. Muchos de estos bufetes han crecido considerablemente, expandiéndose con sedes en otras ciudades de España. Tal es el caso del despacho de abogados en Madrid ABOGA2, que brinda atención en todo el territorio nacional. Está compuesto por profesionales preparados en distintas especializaciones, extendiendo sus servicios en negligencias médicas, casos de defensa del consumidor, penales y familiares. ABOGA2 es un estudio de referencia en el mundo de la abogacía, cuyos casos de éxito son reconocidos por algunos de los medios de comunicación más populares del país. Entre los servicios que ofrecen están las negligencias médicas, los casos penales, familiares, como defensores del consumidor y también en casos de accidentes de tráfico.

Cómo acceder a los servicios de un abogado

Como decíamos, una persona puede elegir ser representada por un abogado. Y éste debe reunir una serie de requisitos exigidos legalmente para el desempeño del área en el que se encuentra. Se puede acudir a un abogado o a un equipo de abogados y solicitar un presupuesto, antes de llegar a cualquier acuerdo.

En determinados casos, puede ocurrir que el abogado sea asignado a un litigante de manera gratuita. Esto sucede si, por ejemplo, la persona no tiene los recursos para abordar los gastos que implica contratar a un defensor legal.

Sea la circunstancia que sea, el abogado está obligado a mantener el secreto profesional y defender los intereses asignados por la ley. Si el abogado no quisiera prestar sus servicios, puede rechazar el caso libremente, a excepción de que haya sido nombrado de oficio, entonces sí debería otorgar una justificación de su negativa.

El trabajo del abogado consistirá en explicar al litigante las etapas del proceso judicial, cuáles pueden ser las consecuencias, los costes y las posibilidades de éxito.

En qué áreas puede intervenir un equipo de abogados

Para saber a dónde acudir, es necesario esclarecer las distintas jurisdicciones del derecho en las que un abogado puede especializarse. Primero, están los asuntos civiles, en los que suele ser obligatoria la actuación de un letrado. Un abogado civil se dedica al Derecho Civil. Esta figura defiende los intereses particulares de personas físicas o jurídicas. En este ámbito pueden darse casos diversos, como divorcios o reclamación de deudas.

En los asuntos penales, por otro lado, se contemplan casos en los que ha habido alguna actuación delictiva. Los abogados deben defender los intereses de los clientes tanto durante la instrucción como en la etapa de juicio oral.

En el ámbito laboral, los abogados están especializados en Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Actúan, por ejemplo, cuando existen conflictos entre empresas y trabajadores. Es decir, en casos de despidos, accidentes de trabajo, reclamos de sueldo, o reclamos por las condiciones de trabajo.

Está también el espectro fiscal, que apunta al Derecho Financiero y Tributario. Aquí, los abogados deberán brindar asesoramiento y, dependiendo de la situación, acompañar al cliente en los procedimientos judiciales en la jurisdicción contencioso-administrativa.

En el ámbito mercantil, los abogados se involucran en casos relacionados al mundo empresarial. Su participación abarca tanto las instancias judiciales, como la redacción de contratos, negociaciones, intervención en juntas de accionistas o fusión entre sociedades.

Por último, los abogados de familia intervienen en casos de herencia, régimen de visitas, tenencia compartida o liquidación de gananciales.

Añadir comentario