junio 12, 2024
lipedema

Todo lo que hay que saber sobre el lipedema

Se trata de una enfermedad que afecta a buena parte de la población, especialmente a las mujeres. Afección que se puede curar con los tratamientos adecuados y que debe diferenciarse de otras que, a menudo, crean confusión, como es el caso de la obesidad.

Hoy en día existen algunas enfermedades comunes que, en ocasiones, se desconoce bastante qué son exactamente y por qué se producen. En este sentido, el lipedema es una de ellas, sabiendo que afecta a buena parte de la población y no siempre se reconoce. En el momento que se acumula grasa en brazos o piernas, por ejemplo, se piensa que puede ser obesidad, no obstante, hay veces que se está ante un cuadro de lipedema. Se trata de una patología que apenas se conoce, pero que puede llegar a tener graves consecuencias si no se coge a tiempo.

Por este motivo, en el caso de notar esta acumulación de grasa atípica, lo más recomendable es acudir a especialistas en la materia. En este sentido, la doctora García-Dihinx es una de las mejores especialistas en lipedema en Madrid, ofreciendo tratamientos efectivos que ayudarán a acabar con esta afección de la mejor manera posible.

¿Qué es exactamente el lipedema?

Como ya se ha mencionado, el lipedema es una enfermedad cuya principal característica es la inflamación y proliferación de las células del tejido adiposo. Es decir, acumulación de grasa atípica, generalmente, en piernas y brazos. La consecuencia habitual es que la persona que padezca esta afección presente una importante descompensación en las partes del cuerpo, sabiendo que esta enfermedad puede ir agravándose, ocasionando problemas serios en la salud y bienestar del paciente.

En este sentido, al tratarse de acumulación de grasa, es frecuente que las personas confundan esta enfermedad con la obesidad, no obstante, son dos cosas distintas, puesto que la obesidad reparte esta grasa de más por todo el cuerpo y no en una zona concreta como ocurre con el lipedema, a la par que es indolora, no así en el segundo caso.

Grados de la enfermedad

Aunque el lipedema lo pueden sufrir todas las personas, especialmente, se nota más en las mujeres. En este sentido, dependiendo de la gravedad de la enfermedad, esta se divide en tres grados.

El primero de ellos es el más leve, presentándose la piel más blanda de lo habitual y regular, con poca acumulación de grasa. En el grado dos, la superficie de la dermis es más irregular, además de dura y la cantidad de grasa es mayor.

Por último, cuando se está en el grado tres, la piel está deformada, con una gran acumulación de grasa con nódulos de tamaños distintos.

Habitualmente el lipedema se concentra en piernas y brazos, no obstante, en los casos más graves se puede notar también en tobillos y caderas.

¿Cómo identificar el lipedema?

Dentro de los síntomas más comunes, hay que mencionar que se presenta hinchazón en la zona afectada. También es frecuente que aparezcan arañas vasculares, al igual que un aumento de volumen en el cuerpo. Asimismo, el paciente presentará más sensibilidad y dolores en las zonas concretas, se disminuye la elasticidad de la piel y en los casos más graves, también suele haber cambios tróficos en la dermis.

¿Por qué aparece el lipedema?

Entre los motivos más habituales que pueden desencadenar lipedema, se encuentran llevar un estilo de vida poco saludable, como es el caso de tener una mala alimentación o ser sedentario.

También se puede dar debido a trastornos hormonales, además de que, en ocasiones, el componente genético puede ser responsable de ello. 

¿Cómo se trata el lipedema?

El lipedema es una enfermedad que tiene un diagnóstico complicado, pero es posible tratarlo. En este sentido, lo habitual es que los especialistas lleven a cabo dos tipos de tratamientos.

El primero de ellos es el conservador, donde se utilizan drenajes linfáticos manuales, así como se recomienda realizar actividades acuáticas como la natación y utilizar prendas de compresión.El segundo es el quirúrgico, es decir, un tipo de liposucción que se lleva a cabo a partir de agua a presión.

Compartir
Dejar un comentario

Noticias CES Madrid

Gracias por confiar en CESMADRID